domingo, 16 de diciembre de 2012

Derecho a la Vida

<a rel="license" href="http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/ec/deed.es_CO"><img alt="Licencia Creative Commons" style="border-width:0" src="http://i.creativecommons.org/l/by/3.0/ec/88x31.png" /></a><br /><span xmlns:dct="http://purl.org/dc/terms/" property="dct:title">derecho a la vida </span> por <a xmlns:cc="http://creativecommons.org/ns#" href="http://lavidaesderecho.blogspot.com/" property="cc:attributionName" rel="cc:attributionURL">oscar </a> se encuentra bajo una <a rel="license" href="http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/ec/deed.es_CO">Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Ecuador</a>.<br />Basada en una obra en <a xmlns:dct="http://purl.org/dc/terms/" href="http://lavidaesderecho.blogspot.com/" rel="dct:source">http://lavidaesderecho.blogspot.com/</a>.<br />Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en <a xmlns:cc="http://creativecommons.org/ns#" href="http://lavidaesderecho.blogspot.com/" rel="cc:morePermissions">http://lavidaesderecho.blogspot.com/</a>.

El derecho a la vida es un derecho universal, es decir que le corresponde a todo ser humano. Es un derecho necesario para poder concretizar todos los demás derechos universales. El derecho a la vida significa tener la oportunidad de vivir nuestra propia vida. Si no hay vida, no tiene sentido que existan los demás derechos fundamentales.
Para los niños el derecho a la vida es la oportunidad de vivir su infancia y poder crecer, desarrollarse y llegar a la edad adulta.



El derecho a la vida de los niños está compuesto por dos derechos fundamentales: el derecho inherente a la vida y el derecho a la supervivencia y al desarrollo.

Definición del derecho inherente del niño a la vida

El derecho a la vida, un derecho de todo ser humano

 

 

El conjunto de normas internacionales existentes hacen referencia a un derecho inherente a la vida. Esto significa que el derecho a la vida está vinculado al carácter humano y a la dignidad de las personas. De forma análoga, todo ser humano, sin excepción, merece el respeto incondicional por el simple hecho de existir y estar vivo. Por lo tanto, desde su nacimiento, todos los niños tienen derecho a una vida protegida.

El derecho a la vida, el derecho a no ser asesinado

El derecho a la vida significa, por tanto, el derecho a no ser matado. Constituye la prohibición formal de causar intencionadamente la muerte a una persona. Para los niños, este derecho implica no sólo que los países no apliquen la pena de muerte sobre aquellos que cometen delitos, sino que también protejan eficazmente su vida para luchar y condenar los actos infanticidas.

Definición del derecho a la supervivencia y al desarrollo del niño

El derecho del niño a crecer y desarrollarse en buena salud

 



El derecho del niño a la vida implica también el hecho de asegurarles la posibilidad de crecer y desarrollarse en un ambiente favorable. Es indispensable, por tanto, que puedan beneficiarse de servicios médicos adecuados, de una alimentación equilibrada, de una educación de buena calidad, así como de un ambiente saludable.

 

Asegurar que los niños tengan la posibilidad de desarrollarse de una forma sana y natural en cualquier tipo de situación (paz, guerra, catástrofe natural, etc.) constituye no solo una obligación de los Estados sino también una responsabilidad de los padres.

Los indicadores del desarrollo infantil

El derecho a la supervivencia y al desarrollo de los niños se mide a partir de dos indicadores: el Índice de Desarrollo Humano (IDH) y la Tasa de mortalidad infantil y de menores de 5 años (TMM5).
El IDH fue elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en 1990 para evaluar el nivel de desarrollo humano en todos los países del mundo. Este índice se calcula basándose en tres parámetros: la esperanza de vida al nacer, la educación (tasa de alfabetización y número de años de educación obligatoria) y el PIB per cápita. Cada parámetro se expresa con un valor entre 0 (nivel de vida mínimo) y 1 (nivel de vida máximo).

El TMM5 se calcula según los siguientes parámetros:
  • Les droits de l’enfant sont des droits civils et politiques, tels que le droit à une identité,  le droit à une nationalité, etc.
  • el conocimiento de la madre en materia de salud,
  • el número de médicos por cada 1000 habitantes,
  • la tasa de vacunación,
  • el acceso a los servicios sanitarios de maternidad e infantil,
  • la ración de alimentos por habitante,
  • los ingresos y la presencia de alimentos en el hogar,
  • el aprovisionamiento de agua potable y la existencia de un proceso de saneamiento seguro,
  • la seguridad global del entorno del niño.
Este índice permite observar, por tanto, la capacidad de cada país para garantizar a los menores la seguridad de su entorno y la protección de su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada